Perros

PLANES DE SALUD PARA TU MASCOTA, CACHORROS

Posted on diciembre 17, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Perros | Etiquetas: , , , |

Hola a tod@s, hemos elaborado unos planes de salud para que os facilite poder venir cuantas veces querais a la clínica ante la mínima sospecha de que vuestra mascota este sufriendo algún proceso. Sabemos que el amor que se tiene a nuestros amigos es mas que suficiente para que les demos los mejores cuidados y hemos querido aportar nuestro granito de arena, esperamos que os guste esta iniciativa y sobre todo que os sea útil 🙂

PLAN SALUD PARA CACHORROS

¿Qué es el PLAN CACHORROS?

Es un Pack de servicios que te permite:

·    Disfrutar de consultas ilimitadas
·    Prevenir  o detectar enfermedades en fases iniciales.
·    Con un presupuesto cerrado para que tu mascota esté mejor cuidada.
·    Tener la tranquilidad de saber que tu cachorro está sanitariamente controlado.
.      Beneficiarte de descuentos en tienda y alimentación de tu cachorro.

¿PARA QUIÉN?

Perros desde las 4-6 semanas de vida hasta los 6 meses.

QUÉ INCLUYE
– Desparasitación  interna  inicial

– Vacunas:
Parvovirosis Canina,
Heptavalente (2 dosis),
vacuna de la Rabia

– consultas y revisiones ilimitadas
– Asesoramiento sobre alimentación, comportamiento e higiene
– Microchip con precio especial de 39 euros.

Condiciones del Plan

·    1. El Plan de cachorros  es intransferible y sólo afectará a la mascota  referenciada en la misma, por lo que para su contratación será obligatorio su identificación mediante microchip.
·    2. El contrato del Plan  tiene una duración hasta los 6 meses de edad.
.    3.El coste del plan será de 99 euros. Si la mascota no posee un microchip podrá beneficiarse de un precio especial del mismo (39 euros)
.    4.No están incluidas las pruebas diagnósticas, la medicación, ni las consultas de urgencias.
Consultarnos vuestras dudas, estamos abiertos a escuchar las opiniones, consejos e ideas que penseis pueden ayudar a que juntos consigamos lo mejor para ellos 🙂

 Clínica veterinaria García Barbón te ofrece  los planes de salud que se adaptan  a  tu  mascota.

Consigue una cobertura Veterinaria de la máxima calidad por mucho menos de lo que te imaginas.

Contrata prevención.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

PLANES DE SALUD PARA TU MASCOTA, ADULTOS

Posted on diciembre 17, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Perros | Etiquetas: , , , |

Hemos elaborado unos planes de salud pensados para que podais acudir a la clínica cuantas veces necesiteis a lo largo del año, consiguiendo además beneficios en todos los servicios de la clínica. Lo importante es que vuestra mascota esté bien atendida y en las mejores condiciones posibles :). Tambien hemos tenido en cuenta a aquellos que teneis mas de una mascota ya que sabemos el esfuerzo que realizais por tenerlos bien cuidados 😉

Consultarnos vuestras dudas, estamos abiertos a escuchar las opiniones, consejos e ideas que penseis pueden ayudar a que juntos consigamos lo mejor para ellos 🙂

PLAN SALUD PERROS ADULTOS

¿Qué es el PLAN ADULTOS?

Es un Plan  de salud que te permite:

·    Disfrutar de consultas y revisiones ilimitadas.
·    Prevenir  o detectar enfermedades en fases iniciales.
·    Tener la  tranquilidad de saber que tu perro  está sanitariamente controlado (no supone un riesgo para las personas)..
.      Descuento de 5%  en todos los productos y servicios .

QUÉ INCLUYE:

–   Consultas y revisiones   ilimitadas.

–   Vacunación anual con Rabia incluidas.

–   Asesoramiento sobre   alimentación, comportamiento e higiene.

Descuento 5% en todos los productos y servicios (cirugías,  pruebas diagnósticas, tienda…)

Condiciones del Plan
·    1. El Plan de adultos  es intransferible y sólo afectará a la mascota  referenciada en la misma, por lo que para su contratación será obligatorio su identificación mediante microchip.
·    2. El Plan  tiene una duración de 12 meses a partir de la fecha de contratación y el pago del mismo se realizará en el momento  de la contratación , pudiendo acogerse a financiación (consultar).

.    3.El coste del plan será:
1 mascota–>    119 euros
    2 mascotas–>    199 euros
    3 mascotas–>    269 euros, y el descuento en todos los servicios de la clínica pasan a ser de un 10%
Si la mascota no posee un microchip podrá beneficiarse de un precio especial del mismo (39 euros)
.   4.No están incluidas las pruebas diagnósticas, la medicación, ni las consultas de urgencias, aunque si se benefician de los descuentos de este pack

 Clínica veterinaria García Barbón te ofrece  los planes de salud que se adaptan  a  tu  mascota.

Consigue una cobertura Veterinaria de la máxima calidad por mucho menos de lo que te imaginas.

Contrata prevención.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

TAC en mascotas, una herramienta eficaz

Posted on noviembre 28, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros | Etiquetas: , , , , |

MONTENEGRO clínica veterinaria García Barbón

El TAC (Tomografía Axial Computerizada ), es una de las técnicas más modernas que emplea los Rayos X como un escaner. El TAC mejora nuestras posibilidades diagnósticas en ortopedia, neurocirugía y patologías de tejidos blandos.La clínica veterinaria García Barbón de Vigo ofrece este servicio a sus clientes con la colaboración externa del hospital  veterinario Montenegro de Oporto. Nos encargamos de todos los trámites incluido el traslado del paciente en caso necesario.Para más información o concertar una cita consultar con el centro en nuestro horario habitual, de 9 a 21 horas, horario continuo.

¿qué es un TAC?

TAC MASCOTAS

TAC

El TAC es una exploración de rayos X que produce imágenes detalladas de cortes axiales del cuerpo. En lugar de obtener una sola imagen como la radiología convencional, la TAC obtiene múltiples imágenes al rotar alrededor del cuerpo. Un haz de Rayos X colimado atraviesa al paciente mientras todo el sistema realiza un movimiento circular, se mide el haz atenuado remanente y los valores se envían a un ordenador. Éste analiza la señal recibida por el detector, reconstruye la imagen y la muestra en un monitor.  Un ordenador combina todas estas imágenes en una imagen final que representa un corte del cuerpo como si fuera una rodaja. Así se crean múltiples imágenes en rodajas (cortes) de la parte del cuerpo que está siendo estudiada.

¿Cuándo está indicado realizar un TAC a su mascota?

Cuando otras pruebas más sencillas y de menor coste , como la radiografía o la ecografía, no proporcionan información suficiente para llegar al diagnóstico. El veterinario que atiende a su mascota le indicará la necesidad de realizar esta prueba y el tipo de información que se puede obtener en su caso.

TAC VIGOQué podemos diagnosticar con un TAC

Dependiendo de la región anatómica a escanear, un TAC es una excelente ayuda al diagnóstico de algunas patologías, entre las que podemos destacar:

CABEZA

Patologías dentales y masticatorias: articulación temporomandibular, músculos masticatorios, neoplasias orales y periodontales, abscesos retrobulbares, etc.

Nariz, senos y área periorbital: rinitis destructivas, fúngicas, crónicas o no específicas; pólipos nasofaríngeos, cuerpos extraños, neoplasias, afección de senos nasales, traumatismos, fracturas, etc.

Calvarium: traumatismos, fracturas, neoplasias, malformaciones, osteomielitis.

Oído: Otitis medias o internas, pólipos, otolitiasis, neoplasias, masas de tejidos blandos, abscesos, etc.

Cerebro: Tumores primarios o metastásicos, quistes, edemas, hidrocefalias, malformaciones, infecciones, inflamaciones, lesiones vasculares (infartos, hematomas, hemorragias), etc.

CUELLO CRANEAL

Patologías que asientan en faringe, laringe, tráquea, tiroides, linfonodos, vasos y nervios de esta región: traumatismos, estenosis, masas, fístulas, adenomegalias y patologías de tiroides.

COLUMNA VERTEBRAL

Canal vertebral: tamaño y posición de la médula, material anormal (hernias discales), tumores medulares o meníngeos, mielomalacias focales o difusas, estenosis lumbosacras, etc.

Cuerpos vertebrales: fracturas y luxaciones, tumores, espondilosis, estenosis de forámenes con radiculopatías compresivas, inestabilidad vertebral, luxaciones atlantoaxiales, quistes óseos, etc.

Región extraespinal: inflamaciones, masas, tumores, discoespondilitis, abscesos, cuerpos extraños, etc.

MIEMBROS

Huesos: Reconstrucción tridimensional de fracturas complicadas.

Articulaciones: Métodos de elección para el estudio de la displasia de codo (Fragmentación de coronoides, OCD, NUPA, osificaciones incompletas de cóndilos humerales). También para el diagnóstico de patologías que afectan a tarso, carpo, hombro y caderas (fracturas, esclerosis, osteofitos, inflamaciones y mineralizaciones), así como de lesiones o avulsiones ligamentosas.

TÓRAX

Vías aéreas: Tumores laríngeos, parálisis laríngeas, bronquitis, bronquiectasias, cuerpos extraños y tumores de vías aéreas.

Parénquima pulmonar: Enfermedades lobares (consolidaciones, neumonías, atelectasias, torsiones de lóbulos pulmonares, masas de origen incierto, tumores primarios, etc.) o enfermedades pulmonares difusas (fibrosis idiopática del WHWT, enfermedad pulmonar parenquimatosa difusa o carcinoma pulmonar).

Pleura: Neumotórax, carcinomatosis pleural, rotura del conducto torácico, fracturas o lesiones de costillas, pleuritis, abscesos y efusiones pleurales.

Mediastino: Linfoadenopatías, masas (lipomas, linfomas, timomas, sarcomas histiocíticos, tejido tiroideo ectópico, etc.), enfermedades esofágicas (megaesófago, masas o cuerpos extraños), afecciones diafragmáticas (hernias, masas mineralizadas, etc.) y afecciones de la base cardíaca como las efusiones pericárdicas y tumores de la base cardíaca del tipo de los quemodectomas.

Pared torácica: Tanto en región del hombre y entrada de tórax, en la región torácica craneal, medial, caudal, mediastínica y esternal, podremos definir masas, abscesos y tumores, hernias traumáticas, fístulas y cuerpos extraños, fracturas y hernias peritoneo-pericárdicas.

ABDOMEN

Órganos abdominales: Todos los órganos abdominales son evaluables con y sin contraste. En el TAC buscaremos anomalías en tamaño, forma, contorno, localización y densidad, pudiendo definirse patologías de malformaciones, inflamaciones, infecciones, abscesos, tumores, cuerpos extraños, fístulas, adherencias, hiperplasias, etc.

Pared abdominal: Tanto en su región craneal, medial y caudal podremos definir masas, abscesos y tumores, hernias traumáticas, fístulas y cuerpos extraños.

VASCULAR

Torácico: Define patologías como anormalidades de los anillos vasculares, ductus arterioso persistente y tromboembolismos pulmonares, traumatismos vasculares, etc.

Abdominal: Shunts portosistémicos y otros shunts, fístulas arteriovenosas, tromboembolismos, trombosis portal y de vena cava caudal, traumatismos vasculares, etc.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

ANTES DE LA ANESTESIA

Posted on octubre 29, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros | Etiquetas: , , , , , , , |

Great DaneTodo acto anestésico requiere un estudio previo del paciente, el cual permite a los veterinarios y anestesistas valorar el estado de salud de la mascota antes de la administración de los anestésicos.

Una anestesia general segura persigue obtener en el paciente una situación de analgesia y de relajación muscular y al mismo tiempo que ofrezca una seguridad elevada para la mascota. Probablemente es uno de los aspectos veterinarios en los que menos se debe buscar rebaja económica, ya que la anestesia en los animales es un momento delicado. Antes de administrar los fármacos se deben tomar las máximas precauciones y así el riesgo anestésico se reducirá al mínimo. Pero esta reflexión no significa que haya que tener miedo de las anestesias o sedaciones, sino que simplemente hay que ser consciente de lo que se va a someter a la mascota, no tomárselo a la ligera y confiar en los profesionales entendidos en la materia.

¿Sedación o anestesia?:

La sedación y la anestesia son conceptos parecidos pero que albergan importantes diferencias:

Sedación; calma o relajación conseguida a través de la administración de fármacos. La sedación no suele buscar una inconsciencia completa del paciente. Se emplea en procedimientos para los que se requiere un manejo especial de la mascota

Anestesia; privación general o parcial de la sensibilidad, con o sin pérdida de la conciencia, obtenida gracias a la administración de sustancias anestésicas. Una anestesia general suele comenzar con la sedación del paciente. Al tratar con animales, los veterinarios suelen requerir la inconsciencia del paciente, ya que muchas mascotas, al percibir cualquier manipulación extraña, no permanecerían quietas de forma voluntaria.

Dependiendo del procedimiento que se deba realizar a continuación, los veterinarios y anestesistas de nuestro centro decidirán si sedar o anestesiar a la mascota.geriatrico

Los objetivos:

Los principales de la valoración preanestésica o examen previo son:

Detectar de antemano cualquier alteración previa del paciente que pueda suponer un peligro añadido para la anestesia o procedimiento posterior. Por ejemplo, presencia de algún soplo cardiaco.

El estudio preoperatorio de las patologías propias del paciente que le llevan a someterse a la anestesia. Por ejemplo, detectar posibles metástasis en un paciente oncológico.

Ajustar los tratamientos farmacológicos que ya está tomando el paciente, para controlar su interacción con los anestésicos. Por ejemplo, en un paciente diabético, regular la dosis de insulina en el día de la anestesia.

Comunicar al propietario el procedimiento clínico más adecuado para la patología del paciente.

Obtener la autorización pertinente del propietario tras ser informado y resolver sus dudas al respecto.

Determinar el protocolo anestésico más adecuado y comprobar la disponibilidad de los recursos que requiere el paciente en el momento de iniciar la anestesia y el procedimiento clínico.

Te interesa saber:

No existe una fórmula mágica precisa para anestesiar a todos los animales, ya que no siempre se utilizan los mismos protocolos anestésicos en todas las mascotas. El examen previo de cada paciente indica a los profesionales las características particulares de cada animal y en función de los resultados obtenidos se eligen los anestésicos ideales.

Además, durante todo el período que dura la anestesia, el paciente está controlado por veterinarios.

A este procedimiento se le conoce como la monitorización del paciente; se valoran su sistema cardiovascular, su sistema respiratorio, su temperatura, etc.

En muchas ocasiones, antes de proceder a la anestesia se debe estabilizar al paciente. El término estabilizar significa preparar al paciente para que reciba la anestesia y los procedimientos posteriores en las mejores condiciones de salud. Por ejemplo, si durante la valoración preanestésica del animal se detecta que está deshidratado, se procederá a su rehidratación con la administración del suero apropiado. También hay que recalcar que, en otros casos más urgentes, cuando la vida del paciente corre un peligro inminente, se requiere pasar por quirófano rápidamente y se procede a la anestesia inmediata y la estabilización del paciente se realiza en el período intraoperatorio.

El ayuno previo:

Es necesario someter al paciente a un ayuno previo antes de cualquier sedación o anestesia para que no contenga alimento ni mucho líquido en su estómago.

Existen fármacos anestésicos que pueden estimular el vómito en el paciente, pero eso si la mascota ha ayunado no tendrá contenido digestivo que eliminar, evitando así el riesgo de que el alimento pase a la vías respiratorias.

Consentimiento informado:

Después de realizar el examen previo de la mascota, los veterinarios informamos al propietario de los beneficios y los posibles riesgos de someter a una anestesia y tratamiento médico concreto al paciente.

Los propietarios tienen siempre la última palabra sobre realizar o no cualquier procedimiento por eso los veterinarios debemos explicar todas las opciones para tomar la decisión más acertada y también para que los propietarios nos concedan las autorizaciones pertinentes para aplicar los tratamientos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Primeros auxilios. Una guía rápida para el cuidado de tu mascota

Posted on febrero 18, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Perros | Etiquetas: , , , , , , , |

dolly-teide

PRIMEROS AUXILIOS

UNA GUÍA RÁPIDA PARA EL CUIDADO DE TU MASCOTA

Durante la vida de nuestra mascota vamos a tener, con mucha probabilidad, alguna urgencia sanitaria. Lo principal en estas situaciones será guardar la calma, intentar tranquilizar al animal, no precipitarse y acudir al veterinario para que éste le proporcione los cuidados adecuados.

Durante una situación de urgencia, el animal se encuentra asustado y dolorido, y no va a colaborar. Incluso un perro, nuestro perro, si ha sufrido un golpe o un accidente, puede llegar a atacarnos, a mordernos. Es imprescindible mantener la tranquilidad y conseguir transmitírsela al animal.

Tener siempre guardados y a mano en la agenda de casa y en la del teléfono móvil los números de su clínica habitual y de la clínica de urgencias más próxima. Resultará muy útil y será la situación ideal: actuar con el consejo de un veterinario en ese complicado momento.

Sin embargo, por circunstancias especiales, no siempre podremos acudir rápidamente a una clínica o no será posible contactar con el especialista.

A lo largo de este post trataremos los principales problemas que requieren primeros auxilios y veremos cómo debemos actuar en esas situaciones hasta poder llevar al animal a una clínica veterinaria.

Consejos generales:

Son muchos los detalles que debemos tener en cuenta cuando nos enfrentamos a una urgencia sanitaria de nuestro perro. Pero antes intentaremos resumir en puntos clave aquello que nunca debemos olvidar en estas complejas situaciones.

1 Valorar las constantes del animal. Observaremos si respira, si su corazón late (palpando el pecho), si sus mucosas están de color rosa, si está consciente, si sangra abundantemente, si puede tener algo roto, si se mantiene en pie o se cae.

2 Para acercarnos al perro evaluaremos su comportamiento, principalmente si se deja tocar. Un animal dolorido o nervioso puede llegar a hacernos daño si tocamos la zona afectada. Trataremos de tranquilizarle, nos aproximaremos lentamente, le tocaremos despacio y, si es necesario y aparentemente respira bien, incluso le pondremos una venda alrededor del hocico o un bozal que no le apriete demasiado para poder manejarle mejor.

3 No forzar ningún movimiento del animal. Si no gira el cuello, no lo levanta o no se pone de pie, nunca debemos obligarle a que lo haga. No haremos nada que no tengamos claro o que no nos haya indicado el veterinario si le tenemos al teléfono. No quitaremos un objeto punzante clavado ni intentaremos colocar una fractura.

4 En las heridas sangrantes haremos presión directa. Debemos evitar hacer torniquetes, sólo se realizarán en situaciones de externa urgencia y siguiendo las indicaciones que figuran en el apartado de heridas. Acudiremos al veterinario rápidamente.

5 Hay muchas sustancias potencialmente tóxicas para los perros, tanto por ingestión como por contacto con la piel. Cuando sospechemos que se trata de un envenenamiento, haremos todo lo posible para identificar el veneno. Recogeremos todos los detalles que puedan ayudar al veterinario, como el envase o el nombre del producto. El diagnóstico de envenenamiento es difícil, ya que los síntomas pueden ser muy similares a los de otras enfermedades. Ayudará mucho conocer el producto causante del problema.

6 Si piensa que el perro está intoxicado, no le haga vomitar; si desconoce lo que ha ingerido o si no se lo recomienda expresamente el veterinario, muchas veces puede ser contraproducente.

7 Si el tóxico ha estado en contacto con la piel enjuagaremos la zona con agua templada muy abundante. Después la lavaremos con jabón y otra vez con agua corriente durante unos quince minutos. Debemos usar siempre guantes. Si el tóxico es en polvo, lo retiraremos primero con un cepillo.

8 Mantendremos siempre la calma.

Principales urgencias:

Ya hemos comentado que lo mejor que se puede hacer frente a una urgencia, y ante la duda, es llamar al veterinario. El profesional le dará las indicaciones precisas y le dirá si es necesario que acuda o no a la clínica.

Si el propietario tiene que actuar, ya sea porque no pueda localizar al veterinario o porque el centro sanitario se halle lejos del lugar, deberán seguirse unas medidas que ayuden hasta la llegada a manos del profesional. También es necesario conocer otras pautas de actuación ante determinadas situaciones para no empeorar el problema.

Principales urgencias:

Vómitos

Diarrea

Heridas

Picaduras

Luxaciones y fracturas de extremidades

Intoxicaciones

Golpes de calor

VÓMITOS:

Los vómitos consisten en la salida por la boca de contenido del aparato digestivo, ya sea alimento, jugo gástrico o bilis. Van precedidos o acompañados de náuseas y arcadas.

Ante un vómito debemos acudir al veterinario inmediatamente si:

1 El animal es un cachorro.

2 Los vómitos son persistentes o muy frecuentes.

3 Contienen bilis, sangre o parecen como “posos de café”.

4 El animal está adormilado, decaído, tiene muchas sed o los ojos hundidos.

Qué hacer cuando aparecen los vómitos:

1 Como primera medida hay que retirar el alimento sólido y dejar al perro en ayuno 24 horas.

2 No hay que restringir el acceso al agua durante muchas horas, pero si es importante ofrecerla en pequeñas cantidades varias veces al día.

3 Cuando lo indique el veterinario, después de las horas de ayuno se ofrecerá comida altamente digestible; una dieta específica, racionada y en pequeñas cantidades varias veces al día.

4 Ante la duda, acudir al veterinario o llamarle por teléfono para saber si considera necesaria la visita.

 

DIARREA:

La diarrea se caracteriza por la aparición de heces blandas o líquidas y el aumento de la frecuencia de la emisión. Al igual que el vómito o el estreñimiento, no es una enfermedad en sí, es sólo un síntoma cuya gravedad depende del problema que lo origine.

Qué hacer cuando tiene diarrea:

1 Retirar el alimento sólido y dejar al animal en ayuno 24 horas.

2 No restringir el acceso al agua. Si hay también vómitos es importante ofrecerla en pequeñas cantidades varias veces al día.

3 Cuando lo indique el veterinario, después de las horas de ayuno, se ofrecerá comida altamente digestible; una dieta específica, racionada y en pequeñas cantidades varias veces al día.

4 Si la diarrea es muy frecuente, hay fiebre, el animal está decaído o es un cachorro, es necesario acudir siempre al veterinario.

5 Ante la duda, acudir al veterinario o llamarle por teléfono para saber si considera necesaria la visita.

Más información en el post sobre diarreas:

https://universomascotas.wordpress.com/2012/07/06/problemas-digestivos-la-diarrea/

Heridas:

Una herida es una lesión que se produce en el cuerpo. Puede ocurrir por múltiples causas como golpes, quemaduras, sustancias químicas o desgarros en la piel. Siempre que se producen hay que tratarlas con cuidado, ya que existe riesgo de infección y posibilidad de lesiones en órganos o tejidos cercanos si no se curan bien.

La gravedad de una herida variará en función de la parte del cuerpo que se vea afectada, así como de su profundidad, de su extensión y de la causa que la haya provocado. Hay causas que casi con toda seguridad traerán consigo una infección, como las heridas provocadas por mordiscos o por el roce con el asfalto.

Lo más importante a la hora de tratar una herida es la limpieza y la retirada de toda la suciedad. Para ello debemos afeitar toda la zona y luego lavarla. Cuando no tengamos una peladora en casa, podemos cortar con cuidado los pelos que haya en la superficie y que impedirán la cicatrización normal. La solución ideal de lavado es el suero fisiológico, aunque también se puede emplear clorhexidina, povidona yodada o incluso agua del grifo. Así vamos retirando todo el material extraño que tenga la herida. El empleo de collares isabelinos es importante a la hora de evitar el lamido de la lesión.

Si la herida es profunda o está muy abierta acudiremos siempre a la clínica. En el caso de herida por mordedura de otro perro, aunque parezcan pequeñas, debemos acudir al veterinario para que valore la necesidad de administrar antibióticos ya que, como hemos dicho, las lesiones por mordedura se consideran heridas “infectadas”.

El torniquete:

En heridas que sangran debemos hacer presión con gasas o con paño limpio para intentar cortar la hemorragia. Si la herida está en una pata y sangra mucho, podemos realizar un torniquete para disminuir el sangrado. Para hacer un torniquete, en una situación de urgencia, como última medida y DE MANERA PROVISIONAL, se puede usar una tira de tela, una media o algo elástico, como una goma. La pondremos alrededor de la pata y haremos un nudo con ella siempre POR ENCIMA DE LA HERIDA. Por ejemplo, si el paciente tiene una herida en el antebrazo, el torniquete se deberá hacer en el codo. Se debe mantener muy poco tiempo, unos diez minutos; se suelta durante treinta segundos a un minuto y se vuelve a apretar, así hasta que lleguemos al veterinario. El torniquete interrumpe la circulación en todo el miembro y evita que le llegue oxígeno a los tejidos, por eso debe ser aflojado periódicamente.

Picaduras:

No sólo las pulgas, garrapatas y mosquitos pueden atacar a un animal de compañía; existen multitud de especies que pueden ocasionar daños de distinta gravedad tras inocular sus toxinas en el organismo de nuestra mascota.

Normalmente, el efecto patológico no es producido por la mayor o menor capacidad tóxica del agente inoculado, sino por las reacciones alérgicas a dichas sustancias.

Podemos clasificar las especies venenosas en varios grupos, según los géneros a los que pertenezcan: reptiles, insectos, arácnidos y lepidópteros.

Reptiles:

En España existe un elevado número de serpientes venenosas; nos centraremos en tres especies de la familia Viperidae y en dos de la familia Culebridae.

Los ejemplares pertenecientes a la familia Viperidae son:

1 Vipera latastei o víbora cornuda

2 Vipera aspis o víbora áspid

3 Vipera berus o víbora europea

Estos animales tienen hábitos crepusculares y sólo atacan cuando se encuentran acorraladas. Su mordisco se evidencia por dos incisiones paralelas de unos 2 mm de longitud y separados unos 6 mm.

Habitan en zonas más bien secas, rocosas, con hojarasca.

Entre los ejemplares de la familia Culebridae tenemos:

1 Macroprotondon cucullatus o culebra de cogulla

2 Malpolon monspessulanus, celebra bastarda o de Montpellier

Estas serpientes utilizan su veneno –inyectándolo por unos colmillos situados en la parte posterior- para inmovilizar a la presa durante la deglución. Las huellas de sus mordiscos son puntiformes y distanciadas entre sí unos 10mm.

La gravedad del veneno, tanto de víboras como de culebras, depende de la potencia del mismo, de la cantidad inoculada y del peso, del estado sanitario y de la zona de inoculación en el animal afectado.

Entre los síntomas más comunes, podemos distinguir:

1 Síntomas locales: se aprecia la mordedura y un dolor en la zona de inoculación; a los 15-30 minutos la superficie toma una gran inflamación.

2 Síntomas generales: Vómitos, dolor abdominal, diarrea y sed son los más habituales. Las formas más graves no suelen ser frecuentes y, si se dan, consisten en depresión neurológica, hemorragias, alteraciones respiratorias y shock.

Lo más oportuno ante la mordedura de una serpiente es acudir inmediatamente al veterinario y, como mucho, actuar limpiando la herida con un antiséptico; si nos encontramos alejados del veterinario (en el campo, por ejemplo) podemos aplicar un torniquete que se aflojará durante 30 segundos o un minuto cada 10 minutos hasta llegar a la clínica.

Como única forma de prevención intentaremos evitar los paseos con nuestro perro por zonas donde pueden habitar estos animales; también es recomendable llevar un pequeño botiquín.

Insectos:

Los insectos que con sus picaduras inoculan veneno de cierto riesgo son las abejas, avispas, abejorros y ciertos tipos de hormigas.

Los síntomas que producen suelen ser leves, limitándose su acción a la zona de inoculación con dolor, inflamación y enrojecimiento, si bien existe el peligro de una reacción alérgica.

Podemos limpiar la zona con un antiséptico, extraer el aguijón y aplicar frío, el barro, la saliva, el amoniaco y otros remedios “caseros” se desecharán por resultar generalmente perjudicial. Si la sintomatología es más grave llevamos al perro al veterinario.

En lo referente a la prevención, debemos proteger a nuestra mascota con productos “repelentes” contra insectos. Si nuestro animal ha mostrado ya una reacción alérgica, consultaremos con el veterinario qué tipo de tratamiento debemos llevar con nosotros para una actuación de urgencia.

Arácnidos:

Dentro de este grupo destacaremos tres animales por su especial toxicidad:

1 Escorpión

2 Araña

3 Tarántula

Los escorpiones poseen una cola larga que termina en una uña mediante la que inoculan el veneno; las picaduras de estos animales son bastante frecuentes, aunque por la escasa cantidad de veneno inoculado son raros los casos con graves consecuencias.

Entre los síntomas de su picadura podemos apreciar una fuerte reacción local con dolor, inflamación y edema de la zona afectada. En casos más graves se pueden producir trastornos neurológicos, que puede cursar con agitación, desorientación e incluso con convulsiones. No debemos olvidar la posibilidad de reacciones alérgicas de distinta gravedad tras la inoculación del veneno.

Entre las acciones de urgencia, antes de acudir al veterinario está la presión directa o la compresión mediante vendaje de la zona, así como la aplicación de frío o hielo.

En lo referente a la prevención, no dejaremos que el perro transite o “investigue” en zonas rocosas.

En el caso de las arañas y las tarántulas podemos decir que en España no existen ejemplares peligrosos; suelen vivir en zonas frescas y poco iluminadas. No suelen atacar salvo que se vean amenazadas.

En caso de picadura, los síntomas suelen ser dolor, inflamación y poco más. El tratamiento pasa por aplicar frío en la zona y la administración de corticoides y/o antihistamínicos.

En lo referente a la prevención, como siempre, evitar las zonas donde habitan estos animales.

Lepidópteros, procesionaria del pino:

Dentro del orden Lepidópteros encontramos una especie conocida en nuestro país. Thaumetopoea pityocampa. Son conocidas `por desplazarse formando hileras y por sus nidos en forma de “bolsas blancas” en las ramas de los pinos.

El perro se ve afectado por el contacto directo con la oruga o con los nidos que caen, ya que en el exterior de los mismos existen pelos urticantes de las orugas. El tóxico que produce la reacción es la taumatopeína, que necesita que los pelos urticantes se claven para ejercer su acción.

Entre los síntomas podemos apreciar inflamación edematosa de labios, cavidad bucal y cabeza. El animal se encuentra excitado, dolorido e intenta rascarse; también se produce hipersalivación. Si el contacto se ha producido en la lengua puede haber necrosis, que finaliza con pérdida de la porción afectada. El animal no puede comer, por lo que quizás sea necesaria la alimentación por vía parenteral. En los casos más graves se puede producir una reacción inflamatoria en la faringe con dificultad respiratoria.

Como medida de urgencia lavaremos la zona con agua templada, ya que el calor destruye la haloproteina. El veterinario aplicará corticoides y antihistamínicos.

Preventivamente evitaremos los paseos durante la primavera por zonas de pinares en los que se observen nidos de procesionaria.

También existen tratamientos específicos para la eliminación de los nidos.

Más información en el post de procesionaria:

https://universomascotas.wordpress.com/2012/03/22/la-procesionaria-del-pino/

Luxaciones y fracturas de extremidades:

Si sospechamos que nuestro perro tiene una fractura -por el aspecto anormal de la extremidad -o una luxación – salida de un hueso de su sitio, acudiremos al veterinario rápidamente.

Cuanto antes se actúe sobre este problema, antes volverá la extremidad a sus funciones normales. Si el veterinario está lejos  transportaremos al perro con cuidado y evitaremos que camine. Si la fractura es abierta (con herida) la lavaremos con suero fisiológico. Nunca trataremos de alinear la fractura; tocaremos el miembro afectado lo menos posible.

Intoxicaciones:

Un tóxico es una sustancia que al ingresar en el organismo o entrar en contacto con él produce efectos nocivos. Existen diferentes tipos de intoxicaciones:

Podemos hablar de una intoxicación aguda cuando se produce una exposición a un tóxico a altas dosis y los síntomas aparecen muy rápidamente.

Las intoxicaciones crónicas son aquéllas donde la exposición al tóxico es un período largo de tiempo y a bajas dosis, por lo tanto, la manifestación de los síntomas se producirá más despacio en el tiempo. En general, las intoxicaciones son siempre una urgencia veterinaria.

Golpe de calor:

El golpe de calor aparece cuando sube la temperatura corporal del perro de manera muy brusca debido al exceso de calor; el perro no es capaz de regularla y sus mecanismos compensadores para que baje su temperatura y “perder” calor no son suficientes. Es un problema grave y puede llegar a ocasionar la muerte por fallo generalizado de todos los órganos y sistemas del cuerpo.

Ocurre normalmente en verano, cuando el calor es muy intenso. El caso más conocido es el que se produce en los perros encerrados en el interior de un coche; también cuando se introduce a los animales en jaulas con suelo de cemento y no disponen de sombra, o cuando están en habitaciones pequeñas y mal ventiladas.

El perro se diferencia de las personas en la forma de perder calor. Las personas transpiramos por todo el cuerpo y los perros solamente lo hacen por las plantas de las patas: tienen pocas glándulas sudoríparas. Cuando un perro tiene calor jadea continuamente para perderlo, utiliza la respiración para perder calor. Este sistema termorregulador no es tan eficaz como la sudoración; la temperatura corporal sube hasta que aparece un fallo en la zona del cerebro que regula la temperatura y, a partir de aquí, es imposible controlar la temperatura, que sigue hasta 41ºC o superior.

Los síntomas del golpe de calor son mucosas rojizas u oscuras, respiración acelerada, jadeo excesivo, vómitos, diarrea, debilidad y posible pérdida de consciencia.

Medidas de prevención:

1 La rapidez de evolución del problema depende de la duración y de la cantidad de calor soportado.

2 Los cachorros y los perros muy mayores soportan peor el calor.

3 Es importante que un perro disponga siempre de agua fresca.

4 En un viaje debemos parar cada cierto tiempo, sacar a los animales a la sombra y darles de beber.

5 Nunca dejar a los perros dentro de un coche, aunque sean sólo unos minutos. Ese tiempo puede ser suficiente para que aparezca un golpe de calor.

6 Además de no dejar a los animales en lugares cerrados, debemos tener cuidado con el ejercicio en días calurosos, para evitar que aumente el calor interno, que el animal elimina mal en los días calurosos.

7 Los perros braquicéfalos (perros con nariz muy chata, como bulldog inglés o francés, pequinés) o los obesos tienen más dificultades respiratorias y más problemas para perder calor.

Qué hacer si sospecha de un golpe de calor:

1 Acudir inmediatamente a una clínica veterinaria.

2 El veterinario corregirá la temperatura, tratará al animal y vigilará su evolución para evitar secuelas.

3 Si no dispone de una clínica cercana, está el veterinario de urgencia, quien indicará las pautas a seguir.

4 La primera medida será enfriar el cuerpo del animal, bañándole con agua a unos 20ºC.

5 Aunque el animal aparentemente esté normal, deberá acudir lo más urgente posible al veterinario para que realice una revisión y descartar complicaciones.

Más información en el post:

https://universomascotas.wordpress.com/2012/06/29/el-golpe-de-calor-un-problema-evitable/

PROBLEMAS DE TRATAMIENTO URGENTE:

Existen muchos problemas que por su importancia sanitaria merecen una consideración especial.

Como regla general, una situación requiere una atención urgente siempre que pueda provocar una lesión irreversible o la muerte de nuestra mascota.

Choque anafiláctico:

El choque anafiláctico es la forma más grave de reacción alérgica. Afecta a todo el organismo de manera generalizada. La anafilaxis puede aparecer cuando el perro ha sido expuesto a alguna sustancia que le causa alergia. La reacción puede ocasionar inquietud, vómitos, diarrea, colapso circulatorio, convulsiones, pérdida de conocimiento, coma e incluso la muerte.

El choque anafiláctico es una urgencia veterinaria que requiere tratamiento inmediato. Las sustancias más comunes que son capaces de provocarlo son los alimentos. El propietario debe acudir urgente al veterinario más próximo si sospecha que puede estar ocurriéndole a su perro.

Dilatación-torsión gástrica:

La dilatación de estómago aparece debido a una acumulación de gas, líquido y resto de comida producida por un fallo de los mecanismos de vaciado gástrico. Cuando éste falla, aparece una dilatación que puede estar seguida de una torsión de estómago. La dilatación exagerada desencadena un gran dolor abdominal y el “giro” del estómago impide la entrada y salida de contenido.

Se produce la estrangulación de muchos vasos sanguíneos importantes y la compresión de los órganos que lo rodean. Puede aparecer un shock y acabar con la vida de nuestra mascota en cuestión de horas.

Destaca la frecuencia de presentación en razas de gran tamaño. Si se observa un abultamiento abdominal marcado, sobre todo en el lado izquierdo, náuseas sin vómito, salivación excesiva, inquietud, nerviosismo o respiración muy rápida, debe acudir urgentemente al veterinario.

Algunas medidas preventivas:

1 Alimentar al perro con pequeñas cantidades de alimento, dos o tres veces al día.

2 Impedir que el animal realice ejercicio durante una hora antes y dos horas después de las comidas.

3 No permitir que consuma gran cantidad de agua inmediatamente antes/después de comer o realizar ejercicio.

4 Evitar que coma de manera rápida.

5 Evitar cambios bruscos en la dieta.

//

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Displasia de cadera

Posted on febrero 5, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Perros |

image¿Qué es?

Trastorno poligénico hereditario caracterizado por la inestabilidad de la articulación de la cadera con desgaste y erosión de la superficie articular y desarrollo de artritis y dolor.

Es reconocida como la enfermedad ortopédica más común en los perros (hasta el 75% de prevalencia estimada por el Orthopedic Foundation for Animals), con mayor incidencia en razas gigantes, como Pastor Alemán, Labrador y Golden Retriever, Rottweiler y Dogo alemán y muy poco en las razas Greyhound Berzoi (probablemente porque presentan una mayor proporción músculo / grasa corporal).

A pesar de que es una enfermedad hereditaria, factores externos como la nutrición y el ejercicio, pueden influir en la expresión gráfica modificando el grado, la intensidad y la precocidad de las manifestaciones clínicas.

¿Cómo se diagnóstica?

Se han múltiples estudios con la finalidad de descubrir los genes implicados en la displasia de cadera, lo que permitiría determinar con certeza los animales susceptibles a la enfermedad y desarrollar programas de control y de eliminación de la displasia en la población canina. Por ahora, el diagnóstico consiste en la evaluación de los síntomas clínicos, el examen físico y los datos radiológicos.

¿Cómo prevenirla?

La cría selectiva es crucial para reducir la incidencia de la enfermedad, sin embargo, la prevención también se apoya en la adecuación de los factores extrínsecos que influyen en el momento de aparición y en la gravedad de los síntomas de la displasia de cadera.

Se recomienda a los animales predispuestos una dieta controlada para evitar el exceso de peso y ejercicio físico mínimo para mantenimiento, evitando los saltos. Se aconseja la natación para permitir un desarrollo óptimo del músculo y la acumulación de un porcentaje mínimo de grasa.

//

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Problemas digestivos: la diarrea

Posted on julio 6, 2012. Filed under: Cuidados y prevención, Perros | Etiquetas: , , |

Constituye uno de los principales problemas por los que nuestros pacientes acuden a la consulta. La diarrea, al igual que el vómito o el estreñimiento, no es una enfermedad en sí, es sólo un síntoma cuya gravedad depende del problema que la origine.

La diarrea se puede definir como un incremento en la frecuencia y/o volumen de las deposiciones. Se caracteriza por la aparición de heces poco compactas o líquidas. En muchas ocasiones es debida a problemas gastroentéricos aunque también sistémicas como puede ser una insuficiencia renal o hepática e incluso por problemas de comportamiento.

Cuando se nos presenta un perro o un gato con diarrea será importante diferenciar si se trata de un problema agudo o crónico y si la diarrea es de intestino delgado o grueso.

DIARREA AGUDA: De aparición repentina

DIARREA CRÓNICA: Se prolonga en el tiempo

Hemos dicho que la diarrea es un cuadro inespecífico, es decir, sólo es un sistema que no nos indica cuál es el origen del problema. Así, una comida en mal estado, tóxicos, bacterias, virus, parásitos, alteraciones en la dieta, etc, pueden desencadenarla.

El veterinario deberá obtener información sobre el paciente y sus circunstancias a través de la información que proporciona al respeto el propietario, explorará el animal y realizará las pruebas complementarias oportunas para poder llegar al origen del problema.

¿Qué hacer con  un animal con diarrea?

Lo primero que debemos hacer es una anamnesis lo más detallada y profunda posible para tratar de orientarnos sobre la causa que ha provocado este proceso. Debemos preguntar desde cuando lleva el animal con la diarrea para diferenciar si se trata de un proceso agudo o crónico, si ha comido algo distinto a su dieta habitual o si es un perro que va suelto y tiende a comerse cosas por la calle.

Síntomas clínicos Diarrea de Intestino Delgado Diarrea de Intestino Grueso
Volumen de heces >3 veces 1-3 veces
Mucosidad Rara Frecuente
Sangre fresca Raro Frecuente
Grasa/comida Algunas veces No
Urgencia para defecar No Si
Tenesmo (esfuerzo al defecar) No Si
Frecuencia 3-5 veces(día >5 veces/día
Pérdida de peso Algunas veces Raro

También es importante preguntar si la diarrea viene acompañada también por vómitos y en este caso que es lo que comenzó en primer lugar, si tiene hambre y un comportamiento y estado de ánimo normal.

En la mayor parte de las ocasiones en las que el proceso es agudo no vamos a poder llegar a determinar la causa que la ha producido. Haremos un tratamiento sintomático empleando un manejo dietético y si lo vemos necesario un tratamiento médico. No es frecuente que haya que emplear productos que regulen la motilidad. Si la evolución es favorable no necesitaremos hacer nada más.

Manejo dietético de las diarreas

Se basa en la administración de pequeñas cantidades de comida altamente digestible dando pequeñas tomas con mucha frecuencia y sin forzar la ingesta.

Si está vomitando al mismo tiempo, hay sangre en las heces, fiebre, el animal está muy apagado o hay dolor en la palpación abdominal, deberemos hacer pruebas complementarias como puede ser una radiografía, ecografía, test de parvovirus (si se tratara de un cachorro de perro). Mantendremos el animal en observación en la clínica y si es necesario le administraremos fluidos si hay riesgo de deshidratación. En estos casos si que debemos tratar de llegar a un diagnóstico para poder tratarlo adecuadamente.

En otras ocasiones nos vendrán a la clínica con un cuadro de diarreas con el que llevan semanas e incluso meses. Estos animales suelen venir con una mala condición física que se ha ido deteriorando de forma paulatina. En estos casos si es muy importante llegar a un diagnóstico para poder tratarlos pues un tratamiento sintomático puede mejorar la situación al principio pero va a seguir la diarrea.

Importante

Se puede pensar que se alimenta correctamente a un perro o gato dándole una dieta parecida a la de las personas pero eso es un error.

Las características del organismo de los perros y gatos no son iguales a las de las personas, por ejemplo, el aparato digestivo de un perro es distinto: su estómago está preparado para la digestión de trozos grandes, no es necesario que mastiquen la comida y no la saborean; la acidez de su estómago es mayor y tiene un intestino más corto lo que hace que no estemos preparados para digerir igual los mismos nutrientes.

Causas de diarreas agudas

–          Cambios bruscos de dieta

–          Ingesta de alimentos que no digieren adecuadamente o que estaban en mal estado

–          Algunas enfermedades víricas

–          Ingesta de cuerpos extraños

–          Invaginación intestinal

–          Vólvulo intestinal

–          Parásitos

¿Qué hacer cuando aparece la diarrea?

Ante una diarrea es importante seguir esta serie de indicaciones:

–          No hay que restringir el acceso al agua. Si hay también vómitos es importante ofrecerla en pequeñas cantidades varias veces al día.

–          Si la diarrea persiste, es muy frecuente, hay fiebre, el animal está decaído o es un cachorro es necesario acudir siempre al veterinario.

–          Se ofrecerá comida altamente digestible, racionada y en pequeñas cantidades varias veces al día.

–          Ante la duda acudir al veterinario o llamarle por teléfono para ver si considera necesaria la visita.

Diagnóstico

Se basa en:

–          Historia clínica y síntomas

–          Análisis de heces

–          Análisis sangre

–          Radiografías, en el caso por ejemplo, de sospecha de una obstrucción

–          Ecografía

–          Endoscopia: cuando el proceso se alarga en el tiempo puede ser necesario realizar una endoscopia y biopsia de las zonas afectadas para poder establecer un diagnóstico y tratamiento específico.

 

Importante

Frecuentemente la diarrea va a estar producida por un cambio brusco de alimentación o por modificaciones en la dieta sin embargo es importante saber que hay muchas enfermedades graves que pueden cursar también con diarrea.

Tratamiento

La mayor parte de las diarreas agudas son procesos poco importantes que se curan en las primeras 24 horas.

Los tratamientos que se usen irán enfocados a:

1-       Aliviar y disminuir los síntomas

2-       Eliminar la causa que la origina (parásitos, por ejemplo). En ciertas ocasiones habrá que recurrir a la cirugía como en el caso de ciertos cuerpos extraños, vólvulos o invaginaciones.

3-       Corregir desequilibrios de electrolitos y la deshidratación si hubiera.

Las diarreas crónicas que se prolongan en el tiempo pueden necesitar tratamientos específicos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

El golpe de calor, un problema evitable

Posted on junio 29, 2012. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros | Etiquetas: , , , |

El verano y los días calurosos ya están aquí. Todos los años se reciben muchos casos de pacientes que sufren golpes de calor. Esto no es algo exclusivo de las mascotas, ya que verano tras verano los telediarios también nos alertan sobre este problema en las personas. Pequeños descuidos pueden desencadenar situaciones fatales para los animales.

En este artículo se describe minuciosamente el problema para que todo propietario sea consciente del peligro que supone, y se dan consejos prácticos y fáciles de seguir para evitarlo. O los primeros auxilios, en el peor de los casos.

Qué es

Al golpe de calor se le denomina también hipertermia o congestión por calor. Es un estado patológico por un exagerado aumento de la temperatura corporal hasta incapacitar los mecanismos de termorregulación y provocar daños más o menos graves, incluso la muerte del animal.

Mecanismos de termorregulación

Los perros y los gatos no son capaces de disipar el calor corporal del mismo modo que las personas. Ellos no tienen el cuerpo cubierto de glándulas sudoríparas, como el ser humano, que controlan y reducen la temperatura de su cuerpo. Las mascotas eliminan principalmente el calor mediante tres mecanismos:

– El jadeo, mayoritariamente.
– Sudor, sólo a través de las almohadillas de las patas.
– Zonas del cuerpo con escasa cantidad de pelo, el abdomen.

Factores predisponentes

Diferentes situaciones pueden introducir la aparición del golpe de calor.

Ambientales: elevadas temperaturas en el exterior.

– Humedad ambiental alta.
– Espacios reducidos, con cristales y/o mal ventilados.
– No acceso al agua, o agua no fresca o no renovada.
– Ausencia de sombra o no suficiente.
– Suelos que no absorben el calor, por ejemplo, con cemento, baldosas, etc.
Animales: cachorros o geriátricos.

– Pacientes con problemas cardiacos o respiratorios, estrés, etc.
– Razas braquicefálicas.
– Animales obesos.
– Individuos con color de capa oscura.
Un coche al sol, una trampa mortal

Todos hemos tenido alguna vez una sensación de sofoco al entrar a un coche aparcado al sol en los días de más calor. Siendo conscientes de esta sensación, nos podemos hacer una idea de lo que puede experimentar un animal, que además tiene su cuerpo repleto de pelo, sin poder bajar las ventanillas ni poner el aire acondicionado.

Probablemente, ésta es la situación que más provoca golpes de calor en las mascotas. A veces, los propietarios no son conscientes de esto y encierran solos a los perros, gatos…en el coche al sol (aunque se deje un poco entreabierta la ventanilla) para “solo un minuto”

¿Cuáles son los síntomas?

Se debe tener en  cuenta que  muchos síntomas que aparecen en el golpe de calor son similares a los de otras enfermedades. Los síntomas que un propietario puede apreciar a simple vista son:

– agotamiento extremo

– animal reacio a moverse

– temblores musculares

– mucosas de color azulado

– aumento del ritmo cardiaco

– respiración rápida y con dificultades

– alteración de la salivación

– tambaleo

– coma

Si aprecias estos síntomas, sumados a ciertas condiciones externas (excesivo calor, no agua, etc.) o unas condiciones individuales propicias (braquicefálico, cachorro, etc.), llama urgentemente al veterinario.

¿Cómo actuar?

Ante una situación de golpe de calor los propietarios son los primeros que pueden aplicar los primeros auxilios a su mascota, pero los pacientes requieren atención veterinaria para tratar los síntomas y evitar los posibles daños secundarios. Un animal que ha sufrido un golpe de calor debe estar bajo control profesional, incluso algunos días después de haberlo superado, porque pueden aparecer secuelas.

La disminución de la temperatura corporal del paciente debe ser progresiva, y no inmediata , para evitar daños secundarios.

-trasladar al enfermo a un sitio fresco

-ofrecer agua para que beba ( no muy fría), pero sin dejar que beba en exceso. Si no pudiera beber, rociar agua en la boca del paciente y humedecer su lengua,  evitando atragantamientos.

-humedecer a la mascota con agua a 20 grados centígrados, hasta comprobar que se normaliza la respiración. Un pulverizador de agua puede ser de utilidad durante el trayecto al centro veterinario.

-apoyar al animal sobre paños o toallas mojadas, preferiblemente no cubrirlo por completo porque esto reduce la temperatura de manera muy brusca.

-controlar con un Termómetro que la temperatura disminuye progresivamente.

 

EVÍTALO

Sigue estos sencillos consejos y prevé de antemano cualquier problema con el calor:

– siempre que salgas a pasear en días de calor lleva agua limpia y fresca

– asegura una estancia o destino con ventilación y sombra cómoda

-ante temperaturas exteriores muy elevadas,no está de más humedecer a la mascota

– alarga los paseos de la mañana y el atardecer, y reduce el tiempo al mediodía

– evita acudir a lugares con suelos duros, es preferible césped o tierra

– no le fuerces a hacer ejercicio a elevadas temperaturas, y en individuos muy activos evitan que se excedan

– extrema las precauciones con cachorros, geriátricos, braquicefálicos, animales enfermos, nerviosos o que se estresen con facilidad.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Comprender el estrés y la ansiedad en perros y gatos

Posted on junio 15, 2012. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros |

Nuestros peludos amigos con frecuencia deben adaptarse a circunstancias y cambios que a menudo les causan estrés y en ocasiones ansiedad.  Identificar las situaciones de riesgo y entender bien la ansiedad y el estrés es lo que os queremos mostrar  con este artículo.

¿Qué es el estrés? 

Se denomina estrés al conjunto de reacciones que permiten que los seres vivos se adapten a una nueva situación (por ejemplo, una mudanza, un viaje en coche, un encuentro con otro animal, la llegada de un niño, etc.). El estrés incrementa la actividad en el sistema nervioso central (el cerebro), así como la secreción de hormonas  (adrenalina, cortisol, etc.). Estas reacciones fisiológicas permiten que el animal se adapte mejor a dicho cambios, mediante diferentes acciones: un aumento de la tensión muscular, la frecuencia cardiaca, la agudeza visual y la actividad cognitiva.

Por ello, puede constituir un factor positivo, ya que desarrolla en mayor medida el potencial del animal (es decir, el estrés permite que la adaptación a las nuevas situaciones se realice con éxito).

Por otra parte, dichas reacciones fisiológicas pueden conllevar consecuencias desagradables, como la hipersalivación o la estimulación del tránsito intestinal.

¿Qué es la ansiedad?

Cuando el estrés se prolonga durante un largo período de tiempo o se intensifica, puede constituir un factor negativo, ya que se supera la capacidad de adaptación del animal y éste se queda exhausto. Algunos animales son más sensibles al estrés y no se adaptan correctamente a las nuevas situaciones. La edad y el no haber experimentado nuevas situaciones con anterioridad reducen la capacidad de adaptación del animal. La ansiedad es uno de los efectos que con frecuencia se derivan de la incapacidad de afrontar una situación de estrés.

La ansiedad está asociada con la aprehensión que provoca una situación que el animal experimenta como negativa, o que éste siente como una amenaza. Los animales realmente experimentan malestar (temblores, vocalización) que a menudo se acompaña de manifestación físicas (hipersalivación, midriasis, micción, etc.). Cuando dicho estado persiste y no es necesario que se produzca un estado de tensión o una amenaza para que aparezca o persista dicho malestar general, se considera que la ansiedad es patológica.

 

Identificación de las situaciones de riesgo:

–          En relación con los perros, cualquier modificación de las condiciones de vida (por ejemplo, una mudanza, estancia en una residencia o unas vacaciones), los cambios temporales en su entorno (por ejemplo, ruidos inusuales (tormentas) o momentos de soledad), o los cambios en la rutina (cuándo se saca de paseo o cuándo se le da de comer), son algunas de las principales causas de estrés, que puede derivar en un estado de ansiedad.

–          Los gatos son más sensibles a la presencia de otros gatos en su entorno, a los cambios territoriales, al estrés de su dueño, a los espacios reducidos, los tratamientos veterinarios o las hospitalizaciones.

Del estrés a la ansiedad

Situaciones de estrés

Factores genéticos

–          Especie

–          Raza

–          Características específicas de cada animal

Aprendizaje en fases tempranas

–          Experiencias negativas específicas

–          Refuerzo involuntario

–          Castigo

Experiencias durante el desarrollo

–          Adopción en fases tempranas

–          Falta de estímulos específicos

–          Experiencias traumáticas

Falta de control e imposibilidad

–          Relación contradictoria entre el dueño y el animal

–          Uso incoherente de las órdenes

–          Falta de rutina

–          Cambios en el número de miembros de la familia

–          Cambios en el horario laboral del dueño

–          Mudanzas

–          Reformas en la casa

–          Llegada de otros animales a la casa

–          Presencia de otros animales en el entorno.

Ansiedad

Miedo ante personas extrañas

Agresividad en la clínica veterinaria

Ansiedad ante la separación del dueño

Malestar cuando se produce un desplazamiento.

Consecuencia del estrés inducido:

Cuando los perros y gatos se exponen en exceso a un estrés crónico o a una situación ansiogénica, pueden darse distintas reacciones orgánicas:

–          Reacciones neurológicas que provocan cambios comportamentales (por ejemplo, alteraciones en los patrones alimentarios, las conductas exploratorias o en los hábitos de micción y defecación);

–          Reacciones neurológicas, combinadas con reacciones humorales (liberación de adrenalina), asociadas con indicios inespecíficos: aumento de la frecuencia cardiaca y de la frecuencia respiratoria, midriasis, hipersalivación, aumento de la tensión arterial, síntomas musculares (temblores) o alteraciones cutáneas (por ejemplo, – Síndrome de Hiperestesia en la piel (Rolling skin síndrome) – o alopecia generalizada, resultado del lamido compulsivo).

Estos y otros síntomas (vocalizar, maullar, morder objetos o maletas, escarbar o presentar un estado de suciedad), pueden producirse en situaciones de estrés. Entre otras anormalidades que se han observado con frecuencia se incluyen las alteraciones del patrón de sueño, el lamido compulsivo de las patas, los trastornos alimentarios (bulimia, anorexia), las reacciones de miedo, la aversión al contacto y, en ocasiones, un patrón de mordeduras y/o arañazos por parte del animal. Todos estos síntomas pueden constituir un problema importante, tanto para los dueños de los animales como para sus familias. Por ejemplo, en perros que presenten un estado de ansiedad ante la separación de sus dueños, el trastorno más habitual (y también el más espectacular) se caracteriza por ladridos, un comportamiento destructivo y la eliminación inapropiada cuando el animal se encuentra solo.

Los síntomas más habituales son la hipersalivación, los vómitos y la diarrea.

Por ejemplo, el 40% de los perros que presentan estrés cuando se producen tormentas o truenos no controla la defecación o presenta diarrea en estas situaciones (Stafford K. 2008). Por otra parte, los perros que cohabitan en grupo (en especial en residencias caninas) pueden presentar alteraciones en el patrón de eliminación, motivadas por en estrés (Heiblum M. 2005).

En la mayoría de animales que padecen estrés se observa que las heces son de poca consistencia, lo que en la mayoría de los casos se debe a una mayor motilidad del colon (Ochiai T. 1990).

Recientemente se ha publicado un estudio en el que se examinaron 64 perros con síntomas digestivos que se clasificaron como “síndrome de intestino irritable” (Leib M.S. 2009). Estos perros defecaron, por término medio, 3,5 veces al día, y la puntuación fecal fue 2 (en dicho estudio, la puntuación fecal variable entre 1 = diarrea líquida y 5 = deposición normal). El 30% de los perros de la cohorte estudiada fueron expuestos a situaciones estresantes o que provocaban ansiedad. Los síntomas digestivos que presentaron dichos perros se asociaron con alteraciones del entorno, como por ejemplo, visitas de personas desconocidas, un viaje, unas vacaciones, una mudanza o una reforma en la casa.

Cómo establecer un diagnóstico:

El diagnóstico de los trastornos de comportamiento en perros y gatos, debidos a situaciones de estrés a ansiedad, se basa en una evaluación exhaustiva realizada por un veterinario.  Los antecedentes deberán recogerse de forma metódica y clasificarse de tal forma que se excluyan todas las posibles enfermedades que tengan una causa distinta a problemas de comportamiento (es decir, enfermedades digestivas, dermatológicas…).

De esta forma, se podrán establecer el historial comportamental del animal. Las tablas de puntuación del comportamiento (por ejemplo, la puntuación de la Evaluación de los Trastornos Emocionales en Perros (EDED), Pageat P., 1995), pueden constituir herramientas diagnósticas adicionales de gran utilidad, dado que son las listas más exhaustivas de las que se dispone, en relación con los signos clínicos que han de evaluarse.

Tratamientos convencionales:

  1. 1.        Terapia de comportamiento:

Esta terapia, que ha de ser dirigida por un profesional especializado, constituye la piedra angular del tratamiento de los problemas de comportamiento. El objetivo de la terapia es proporcionar alternativas que mejoren la capacidad del animal para hacer frente al estrés, así como incrementar su resistencia a estímulos o ambientes estresantes. Mediante dicha terapia se garantiza que puedan paliarse forma significativa las consecuencias negativas que sufre el perro o gato afectados, derivadas de las situaciones de estrés o ansiedad.

  1. 2.         Tratamiento médico:

Durante la terapia de comportamiento los profesionales pueden utilizar distintos fármacos para tratar problemas asociados con las situaciones de estrés o ansiedad:

–          Las benzodiacepinas (BZD)

Dichos fármacos tienen en común distintas propiedades farmacológicas: son ansiolíticos, hipnóticos, anticonvulsivos, relajantes musculares y, en ocasiones, provocan amnesia.

–          Feromonas 

La secreción de feromonas juega cierto papel en la comunicación “inconsciente” que se produce entre animales y puede provocar cambios comportamentales y neuroendocrinos. Los gatos desprenden feromonas faciales al ambiente y también las depositan en las personas, como mecanismo de reconocimiento y apaciguamiento. La feromona apaciguadora canina es secretada por las perras en período de lactancia, en concreto por las glándulas sebáceas situadas en el surco intermediario. Esta feromona apaciguadora calma a los cachorros mientras se adaptan al medio ambiente. Se ha demostrado que dicha feromona tranquiliza a los cachorros en cualquier situación estresante o nueva que afrontan, y que este efecto apaciguador persiste en perros adultos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Mi perro/gato se hace mayor…síndrome de disfunción cognitiva

Posted on junio 14, 2012. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros | Etiquetas: , , , , |

Arthri51El síndrome de disfunción cognitiva es uno de los problemas que suelen aparecer en perros y gatos mayores. Un gran porcentaje de las mascotas en edad geriátrica padece esta patología, aunque a veces los propietarios achacan estos cambios a la edad.

A continuación señalamos síntomas  relacionados con este proceso:

Trastornos de la orientación

Mira al vacío

Sensación de estar pedido o desorientado en lugares conocidos.

Cambios en la relación e interacción social

Menor efusividad en el saludo a los propietarios

Reducción o aumento de la demanda de atención

Disminución del comportamiento exploratorio

No reconoce a personas ya pensadas anteriormente

Mayor irritabilidad, aparición de ciertas conductas agresivas

Rechaza el interactuar con otras mascotas

Alteraciones del sueñoalimentacion_de_perros_mayores_-_senior_2

Aumento de periodos de sueño diurno

Deambula y vocaliza por las noches

Pérdida de la higiene y otras habilidades

Micción o defecación inadecuadas dentro de la vivienda.

Descuida su higiene diaria

Lentitud al acatar las órdenes o no obedece.

Otros  trastornos

Aparición de conductas compulsivas

Respuestas emocionales exageradas

Disminución en la respuesta ambiental

¿Cómo se detecta?:

Conviene decir que una mascota enferma por difusión cognitiva no tiene por qué padecer todos los signos descritos. Una vez que el propietario comunica a su veterinario su preocupación por los cambios percibidos, nuestro papel consiste en descartar cualquier otra causa.

Tratamiento: El tratamiento está enfocado a los síntomas que presenta el paciente mediante el uso de técnicas que consigan modificar las conductas inapropiadas, con el objetivo de mejorar las habilidades mentales y retrasar  la evolución de esta enfermedad. El tratamiento puede aplicarse siguiendo tres modalidades, dependiendo del grado de alteración que presente el paciente.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

« Entradas anteriores

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...