ANTES DE LA ANESTESIA

Posted on octubre 29, 2013. Filed under: Cuidados y prevención, Gatos, Perros | Etiquetas: , , , , , , , |

Great DaneTodo acto anestésico requiere un estudio previo del paciente, el cual permite a los veterinarios y anestesistas valorar el estado de salud de la mascota antes de la administración de los anestésicos.

Una anestesia general segura persigue obtener en el paciente una situación de analgesia y de relajación muscular y al mismo tiempo que ofrezca una seguridad elevada para la mascota. Probablemente es uno de los aspectos veterinarios en los que menos se debe buscar rebaja económica, ya que la anestesia en los animales es un momento delicado. Antes de administrar los fármacos se deben tomar las máximas precauciones y así el riesgo anestésico se reducirá al mínimo. Pero esta reflexión no significa que haya que tener miedo de las anestesias o sedaciones, sino que simplemente hay que ser consciente de lo que se va a someter a la mascota, no tomárselo a la ligera y confiar en los profesionales entendidos en la materia.

¿Sedación o anestesia?:

La sedación y la anestesia son conceptos parecidos pero que albergan importantes diferencias:

Sedación; calma o relajación conseguida a través de la administración de fármacos. La sedación no suele buscar una inconsciencia completa del paciente. Se emplea en procedimientos para los que se requiere un manejo especial de la mascota

Anestesia; privación general o parcial de la sensibilidad, con o sin pérdida de la conciencia, obtenida gracias a la administración de sustancias anestésicas. Una anestesia general suele comenzar con la sedación del paciente. Al tratar con animales, los veterinarios suelen requerir la inconsciencia del paciente, ya que muchas mascotas, al percibir cualquier manipulación extraña, no permanecerían quietas de forma voluntaria.

Dependiendo del procedimiento que se deba realizar a continuación, los veterinarios y anestesistas de nuestro centro decidirán si sedar o anestesiar a la mascota.geriatrico

Los objetivos:

Los principales de la valoración preanestésica o examen previo son:

Detectar de antemano cualquier alteración previa del paciente que pueda suponer un peligro añadido para la anestesia o procedimiento posterior. Por ejemplo, presencia de algún soplo cardiaco.

El estudio preoperatorio de las patologías propias del paciente que le llevan a someterse a la anestesia. Por ejemplo, detectar posibles metástasis en un paciente oncológico.

Ajustar los tratamientos farmacológicos que ya está tomando el paciente, para controlar su interacción con los anestésicos. Por ejemplo, en un paciente diabético, regular la dosis de insulina en el día de la anestesia.

Comunicar al propietario el procedimiento clínico más adecuado para la patología del paciente.

Obtener la autorización pertinente del propietario tras ser informado y resolver sus dudas al respecto.

Determinar el protocolo anestésico más adecuado y comprobar la disponibilidad de los recursos que requiere el paciente en el momento de iniciar la anestesia y el procedimiento clínico.

Te interesa saber:

No existe una fórmula mágica precisa para anestesiar a todos los animales, ya que no siempre se utilizan los mismos protocolos anestésicos en todas las mascotas. El examen previo de cada paciente indica a los profesionales las características particulares de cada animal y en función de los resultados obtenidos se eligen los anestésicos ideales.

Además, durante todo el período que dura la anestesia, el paciente está controlado por veterinarios.

A este procedimiento se le conoce como la monitorización del paciente; se valoran su sistema cardiovascular, su sistema respiratorio, su temperatura, etc.

En muchas ocasiones, antes de proceder a la anestesia se debe estabilizar al paciente. El término estabilizar significa preparar al paciente para que reciba la anestesia y los procedimientos posteriores en las mejores condiciones de salud. Por ejemplo, si durante la valoración preanestésica del animal se detecta que está deshidratado, se procederá a su rehidratación con la administración del suero apropiado. También hay que recalcar que, en otros casos más urgentes, cuando la vida del paciente corre un peligro inminente, se requiere pasar por quirófano rápidamente y se procede a la anestesia inmediata y la estabilización del paciente se realiza en el período intraoperatorio.

El ayuno previo:

Es necesario someter al paciente a un ayuno previo antes de cualquier sedación o anestesia para que no contenga alimento ni mucho líquido en su estómago.

Existen fármacos anestésicos que pueden estimular el vómito en el paciente, pero eso si la mascota ha ayunado no tendrá contenido digestivo que eliminar, evitando así el riesgo de que el alimento pase a la vías respiratorias.

Consentimiento informado:

Después de realizar el examen previo de la mascota, los veterinarios informamos al propietario de los beneficios y los posibles riesgos de someter a una anestesia y tratamiento médico concreto al paciente.

Los propietarios tienen siempre la última palabra sobre realizar o no cualquier procedimiento por eso los veterinarios debemos explicar todas las opciones para tomar la decisión más acertada y también para que los propietarios nos concedan las autorizaciones pertinentes para aplicar los tratamientos.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: